Odontopediatría en Alameda

En nuestra clínica dental en Alameda , trabajan los mejores profesionales especializados en la salud bucodental de los más pequeños de la casa. Ellos se encargarán de resolver las necesidades particulares que requieren las dentaduras de los niños.

¿A qué edad el niño debe hacer su primera visita?

La respuesta es: tras su primera dentición. Los expertos advierten que, si la la primera visita del niño al dentista se produce tras u  episodio doloroso que requiere de intervención, las posibilidades de que el paciente muestre rechazo a posteriores visitas aumentan. Por ello, lo más recomendable es llevarlo a una revisión relajada cuando termine su primera dentición, donde le atenderemos de forma profesional y amigable, y saldrá de la clínica con una experiencia positiva.

Con esta revisión, podremos detectar y evitar alteraciones en la boca del niño como alteraciones del esmalte, caries precoces, anomalías en el desarrollo del crecimiento óseo o alteraciones en la flora bacteriana de la boca.

Tras la revisión de odontopediatría en Alameda , nuestros expertos se encargarán de formar a los padres y resolver dudas respecto a la salud bucodental de su hijo. Algunos de los temas que se tratarán son: cuándo y cómo los niños deben cepillarse los dientes, control de hábitos deformantes, información sobre dietas anticariogénicas, formas de acostumbrar al pequeño a lavarse los dientes, etc..

El dentista en Alameda determinará la frecuencia de las visitas basándose los factores de riesgo del paciente, para ello se tendrá en cuenta los antecedentes familiares con enfermedades bucodentales, los hábitos del niño y sobretodo, los resultados de la revisión.

Para niños que padecen fobia al dentista, hiperactividad o cualquier problema que implique efectuar intervenciones de forma segura, disponemos de técnicas de sedación consciente por inhalación que nos permitirán realizar tratamientos sin peligro alguno.

En nuestra sala de espera adaptada a los más pequeños, sus hijos podrán disfrutar mientras esperan con todo tipo de juguetes o viendo películas infantiles en la televisión.