Invisalign en Benahavís

Invisalign es un avanzado sistema de ortodoncia diseñado y fabricado en Estados Unidos con materiales biocompatibles. El propósito para el que fue creado es ofrecer un tratamiento de ortodoncia invisible que sea efectivo y supere los problemas de la ortodoncia tradicional con brackets metálicos.

Con este tratamiento de ortodoncia invisible en Benahavís conseguiremos corregir la posición de los dientes y el acabado estético deseable para lograr una sonrisa perfecta. Además, nos ayudará a prevenir patologías producidas por una anomalía en las estructuras dentomaxilofaciales como el bruxismo, así como mejorará la eficacia del cepillado y con ello disminuirá el riesgo de padecer gingivitis o caries.

¿Qué mejoras nos ofrece frente al sistema tradicional con brackets metálicos?

Podríamos destacar  que el Invisalign en Benahavís que el sistema es invisble y removible. Gracias a estas características, apenas interferirá en nuestro día a día, el efecto sobre nuestra imagen personal es nulo y nos los podremos (y deberemos) quitar para las comidas y para los momentos dedicados al mantenimiento bucodental.

También cabe mencionar que los precios y los tiempos de duración del tratamiento son considerablemente menores respecto a la ortodoncia tradicional.

Además, nuestros pacientes de la clínica dental en Benahavís podrán reducir la duración del proceso entre un 30% y un 50% adquiriendo opcionalmente un dispositivo llamado Acceldent. Gracias a su tecnología Softpulse, el dispositivo actúa por microimpulsos provocando una mallor flexibilibilidad ósea y con ello, favoreciendo que se desplacen más rápido los dientes hasta la posición deseada. Para ello,  el paciente tan solo deberá morder su boquilla durante 20 minutas al día.

¿Con qué frecuencia deberá acudir a la clínica durante el tratamiento?

Normalmente se dará cita cada dos meses. En estas visitas nuestros dentistas en Benahavís  evaluará como ha ido evolucionando el tratamiento y se facilitará al paciente un juego de alineadores nuevos de diferente grosor y que el paciente se deberá de cambiar en casa cada 7 – 10 días.