Odontopediatría en Berja

En nuestra clínica dental tenemos en plantilla a los mejores profesionales especializados en odontopediatría en Berja, que además de atenderles con la mayor profesionalidad, les ofrecerán una experiencia amigable y fomentarán sus hábitos de higiene concienciándolos de lo importante que es mantener su boca sana.

¿Cuándo deben comenzar los niños a asistir con el dentista?

Si la primera visita del niño se produce cuando padezca algún tipo dolor, su actitud frente a las siguientes visitas probablemente sea miedosa, por lo que se recomienda que lo llevemos al dentista tras su primera dentición, sobre los 3 años de edad, en la que le realizaremos una revisión bucodental relajada y con ello reforzaremos una actitud positiva.

En nuestra clínica dental en Berja disponemos de una zona de espera adaptada para los más pequeños con una gran cantidad de juegos y material audiovisual con los que se mantendrán entretenidos.

Si el niño padece hiperactividad o fobia al dentista disponemos de técnicas de sedación consciente para garantizar la seguridad y el éxito de los tratamientos.

Tras una revisión oral y radiológica podemos evitar, tras un diagnóstico, alteraciones bucodentales como caries o problemas en el desarrollo dentomaxilofacial.

¿Cuáles son las enfermedades dentales que afectan durante la infancia?

Disponemos de los precios más bajos del sector en tratamientos para las patologías más comunes entre los niños como son las caries precoces, para evitarlas facilitaremos a los padres una dieta anticariogénica, así como instrucciones sobre cuándo y cómo deben cepillarse los dientes correctamente.

Otro de los problemas frecuentes en niños son las roturas de las piezas dentales. Para ello ofrecemos soluciones de regeneración para traumatismos dentales, tanto para roturas parciales como totales mediante una metodología innovadora con la que garantizamos resultados excepcionales.

Nuestros dentistas en Berja determinarán la frecuencia recomendada con la que el niño deberá visitar al dentista tras estudiar los factores de riesgo que influyen en su salud bucodental, como pueden ser los antecedentes familiares con episodios recurrentes de patologías bucales y algunos hábitos específicos del niño.