Invisalign en Churriana de la Vega

Invisalign es el revolucionario sistema de ortodoncia fabricado con materiales biocompatibles, está compuesto por unos alineadores invisibles y removibles, y presenta numerosas ventajas frente al sistema de ortodoncia tradicional con brackets metálicos.

En nuestra clínica dental somos pioneros en la aplicación del tratamiento Invisalign en Churriana de la Vega y disponemos del precio más atractivo del sector.

Con el sistema Invisalign podrá lucir una sonrisa perfecta sin que el tratamiento afecte a sus hábitos diarios, ya que, gracias a su naturaleza removible, podrá retirarlos para comer y para los momentos de higiene de su boca sin necesidad de intensificarla. Además, al ser un sistema prácticamente invisible, el paciente no se tendrá que preocupar por imagen personal.

¿Cuáles son los beneficios del sistema Invisalign?

El tratamiento de ortodoncia invisible en Churriana de la Vega, más allá de su finalidad estética, es recomendable para evitar otras patologías derivadas de un incorrecto desarrollo de las estructuras dentomaxilofaciales, ya que con unos dientes incorrectamente alienados se tenderá a sufrir caries, gingivitis o bruxismo por ejemplo.

¿Cuánto dura el tratamiento Invisalign?

La duración del tratamiento se calculará en base a la gravedad del caso al que nos enfrentemos. Por lo general, para casos leves podemos finalizarlo entre tres y siete meses, y de estar ante  casos más complejos, es posible que se prolongue hasta los 18 meses.

En nuestra clínica dental en Churriana de la Vega el paciente podrá optar por un dispositivo complementario para Invisalign, con el que podremos acelerar la duración del tratamiento entre un 30% y un 50%. Gracias a su tecnología basada en microimpulsos,con tan solo morder su boquilla durante 20 minutos al día, estaremos facilitando acelerar la remodelación ósea y en definitiva, mover más rápido los dientes hasta la posición que buscamos.

Cada dos meses, se necesitará a que nuestro expertos dentistas en Churriana de la Vega revisarán la evolución del tratamiento y facilite al paciente un juego de alineadores con distinto grosor para que se lo cambie en su casa cada siete o diez días.