Limpieza dental en Cox

La base de unos dientes sanos es una higiene dental adecuada, además es el primer requisito para que tu dentadura luzca hermosa, sin manchas y este en las mejores condiciones. La higiene dental es un proceso simple que se realiza desde casa, sin embargo es importante que los pacientes la completen con el tratamiento de limpieza dental en Cox.

Esta limpieza dental debe ser realizada por un especialista, pues este sabe cómo eliminar cada partícula de suciedad alojada en las piezas dentales utilizando herramientas y equipos innovadores que tenemos en nuestra clínica dental en Cox, asegurando un buen resultado y una higiene dental óptima.

¿Cuál es el objetivo de la limpieza dental?

La limpieza dental es un tratamiento preventivo, es completamente normal que en la dentadura aparezcan partículas como el sarro y la placa bacteriana, con el pasar del tiempo estas se endurecen y se van acumulando creando depósitos en la línea de las encías y dientes, estos dan un aspecto espantoso a la sonrisa y aun peor afectan la salud de bucodental.

Cuando se realiza el cepillado diario, esta práctica no acaba por completo con el sarro y la placa bacteriana, pues hay zonas de la boca que no se pueden alcanzar con el cepillo dental como es el caso de la línea de las encías y los espacios entre los dientes, la limpieza dental si logra acabar con toda presencia de suciedad y deja los dientes en la mejor condición.

¿Cómo se hace la limpieza dental?

Los dentistas en Cox como primer paso identifican las zonas más afectadas, luego utilizan el ultrasonido que emite vibraciones y desprende las partículas, para luego con la ayuda de otras herramientas ir limpiando y dejar los dientes impecables, por último el dentista pule los dientes de esta forma recuperan su brillo.

¿Qué precio tiene la limpieza dental?

Este tratamiento tiene un presupuesto muy económico, solo visítanos y solicita la información para apartar una cita.

¿Qué otros tratamientos hay en Cox?

La limpieza dental es fundamental pero también es bueno estar preparados para atender cualquier afección que pueda perjudicar la salud dental de los pacientes.