Blanqueamiento dental en Dalías

Si se ha perdido el brillo y el tono blanco de las piezas dentales o algún diente en particular ha quedado dañado estéticamente por manchas, en nuestra clínica dental en Dalías disponemos de técnicas de blanqueamiento dental por fotoactivación con las que lograremos restablecer la tonalidad y el brillo a niveles óptimos mediante dispositivos de última generación y por un precio insuperable.

¿Qué personas se pueden realizar un blanqueamiento dental?

A este tratamiento se pueden someter todas las personas mayores de 14 años que, en caso de ser mujer, no estén en periodo de gestación y que no padezcan de ninguna patología bucal grave.

Para garantizar el éxito del blanqueamiento dental en Dalías, es imprescindible someterse antes a un tratamiento de limpieza dental profesional con el fin de eliminar la placa bacteriana y los depósitos de sarro.

¿Cómo se realiza el blanqueamiento dental?

Para el blanqueamiento dental se trabaja con una técnica de fotoactivación basada en geles de peróxido de hidrógeno expuestos a una luz intensa(LED). Esto permite acelerar las propiedades del gel blanqueador, por lo que podemos reducir el tiempo en el que los dientes se han de exponer al gel y con ello, recuperar el brillo y la blancura de los dientes en una única sesión de menos de una hora.

¿ Cuál es la duración del blanqueamiento dental?

La duración de los resultados del tratamiento vendrá determinada en gran medida por los hábitos del paciente. Si es fumador o tiene por costumbre consumir alimentos y bebidas con gran cantidad de pigmentes o colorantes como el vino tinto, el café o  las infusiones, es más probable que pierda la tonalidad en un intervalo de tiempo menor que un paciente que evite esos hábitos y a consecuencia, debería someterse a un blanqueamiento con más frecuencia para mantener una sonrisa radiante.

Debido a que la actividad del proceso por fotoactivación sigue activa incluso después de su aplicación, los dentistas en Dalías aconsejan que el paciente deberá evitar el tabaco durante las 8 horas posteriores al tratamiento, así como ingerir las bebidas o alimentos anteriormente mencionados durante las siguientes 24 horas.