Endodoncia en Dalías

La mayoría de personas conocen el tratamiento de endodoncia como matar el nervio. Este proceso consiste en extraer y limpiar la pulpa afectada por una infección de bacterias cuyo origen más frecuente  son en las caries. En menor medida hay otras patologías que pueden ocasionar la infección como lesiones endoperiodentales, traumatismos, abrasión, erosión o desgaste por los roces entre los dientes.

El objetivo de este la endodoncia en Dalías es evitar la extracción de la pieza dental y mantener totalmente su funcionalidad original.

¿Cuáles son los  síntomas de las enfermedades dentales?

Los síntomas podrían no manifestarse hasta que la infección se ha materializado, entonces el paciente padecerá un dolor agudo continuo y permanente que aumenta al entrar en contacto con sustancias frías y calientes así como con alimentos dulces o ácidos.

Si el paciente padece algunos de estos síntomas, deberá ponerse en manos de los dentistas en Dalías lo antes posible para proceder a realizar un diagnóstico evaluando y localizando el foco del dolor mediante pruebas clínicas y técnicas de radiología.

 ¿Comó es el pasos de la endodoncia?

Una vez se ha detectado la infección, procederemos a actuar realizando una microperforación en la corona del diente para llegar hasta la pulpa infectada y extraerla por el microconducto Una vez hecho se limpiará el conducto y se llevará a cabo la obturación de este mediante un material específico (normalmente glutapercha), este proceso se conoce comúnmente como el empaste.

Si la lesión en la pulpa ha llegado a un punto muy crítico, es posible que necesitemos extraer directamente la pieza dental. Es importante visitar al dentista periódicamente para detectar y tratar cualquier patología en su fase más temprana para evitar daños innecesarios. En la clínica dental en Dalías nos aseguraremos de mantener su boca sana por el mejor precio del sector.

Normalmente el tratamiento se ejecuta en una sola sesión, pero en casos en los que la necrosis haya infectado el hueso dental adyacente se podría requerir de 2 a 3 sesiones.

Es posible que, durante los días siguientes al proceso, el paciente sufra pequeñas molestias debido a la cicatrización de los tejidos adyacentes.