Periodoncia en Monachil

En Clínica dental en Monachil, le ofrecemos cualquier tratamiento o intervención relacionada con la periodoncia o enfermedades de las encías a uno de los mejores precios de Granada.

La periodoncia es la ciencia que estudia todas las enfermedades relacionadas con las encías y su tratamiento correspondiente. La periodoncia en Monachil trata la infección de los tejidos de soporte y que rodean los dientes que son causadas principalmente por la acumulación de las bacterias en la placa dental que inflama y daña las encías; comúnmente conocida por “piorrea”. Esta infección crónica ataca por debajo de las encías, donde se rompe la unión del diente y sus tejidos de soporte.

Hay varios factores que aumentan el riesgo de padecer enfermedades en las encías: tabaquismo, mala técnica de cepillado, antecedentes familiares (componente genético y ambiental), enfermedades sistémicas como la diabetes o el cáncer, los cambios hormonales durante el embarazo y la menstruación, los medicamentos como los anticonceptivos y los anticonvulsivos, los puentes mal ajustados, etc.

Las revisiones periódicas detectan a tiempo las posibles infecciones de las encías.

¿Cuáles son los síntomas?

Varios indicadores pueden señalar a alguna forma de enfermedad de las encías. Los síntomas pueden ser encías rojas, hinchadas y sensibles, pus y bolsas entre las encías y los dientes, encías retraídas, sangrado durante o después del cepillado, uso de hilo dental o comer alimentos duros, dientes sueltos, desplazamiento o separación de los dientes, mal aliento y persistente mal sabor metálico en boca, llagas en la boca, cambios en el ajuste de dentaduras, etc.

Las enfermedades periodontales se clasifican de acuerdo con la gravedad de la infección y se dividen tradicionalmente en dos etapas: gingivitis y la periodontitis.

¿Cuándo acudir al dentista?

Las revisiones dentales regulares son importantes porque es posible tener infecciones de las encías sin los signos y síntomas habituales.

Es urgente que acudas a los dentistas en Monachil, si tiene las encías rojas, hinchadas y sensibles, pus y bolsas entre las encías y los dientes, encías retraídas, sangrado durante o después del cepillado, uso de hilo dental o comer alimentos duros, desplazamiento o separación de los dientes, mal aliento y persistente mal sabor metálico en boca, llagas en la boca, cambios en el ajuste de dentaduras, etc.